El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha entregado esta mañana las llaves de la primera fase de los pisos de las familias realojadas de Los Pajaritos. En total 96 familias que a partir de hoy podrán empezar a mudarse a sus nuevos hogares situados en el Edifico Puente de la avenida de Andalucía, Aeropuerto Viejo, Torreblanca y Nuevo Amate. Al acto de entrega han asistido también el delegado del Distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, y la delegada de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo Blanco.

Todos los vecinos han vivido una mañana llena de felicidad, así lo han definido ellos mismos. Para Manuel Rueda Sánchez, la jornada de hoy ha sido como el día de Reyes, como el mismo ha contado «esta noche no hemos podido dormir de la ilusión que teníamos, llevábamos viviendo en malas condiciones muchos años y hoy por fin voy a poder llevar a mi familia a una casa como se merece».

El alcalde de Sevilla ha confesado a los asistentes que «nunca se había sentido tan bien en un acto» y es que los nuevos propietarios no han parado de aplaudir en cada entrega de llave y de agradecer al edil la construcción de estas nuevas viviendas.

Zoido también ha asegurado a las familias que éste sólo es el comienzo de la rehabilitación integral de la barriada y que se reconstruirán las 500 viviendas de Los Pajaritos. «Ahora se va a proceder inmediatamente al derribo de los edificios  que habéis abandonado, pero una vez que esos edificios estén derribados y construidos, seguiremos con el resto para que esas viejas casas pasen a la historia definitivamente», ha indicado Zodido.

Por su parte, el presidente de la asociación de vecinos de Tres Barrios ha asegurado que «soy hoy el hombre más feliz del barrio, más feliz incluso que las personas que han recogido las llaves, porque estas familias llevan mal viviendo muchos años y hoy se ha cumplido el objetivo».

También ha agradecido al alcalde que haya cumplido sus promesas y al equipo del Distrito Cerro-Amate su atención en todo momento, «siempre me han tenido informado de cómo iban las obras y siempre que lo he necesitado me han atendido», ha apuntado el presidente. A partir de hoy los vecinos tienen el plazo de una semana para ocupar sus nuevas casas.